top of page
  • Foto del escritorFernando Duran

¿POR QUÉ LOS SEGUROS ALGUNAS VECES NO PAGAN?

Actualizado: 4 sept 2023



Esta es la pregunta más común de la mayoría de las personas: ¿Por qué no pagan? Y es que la respuesta es tan variada, amplia y compleja, como las condiciones mismas del contrato. Como la mayoría, pensamos que los seguros cubren todo lo que debería de pasar y es que el precio al que estamos dispuestos o pretendemos pagar por nuestras coberturas son tan altos que deberían cubrir todo, pero ese es un paradigma equivocado y muy castigado.


En principio y como todo, los seguros tienen reglas por ser un sistema regulado, pues están bajo la supervisión de las autoridades que condicionan su actuación, procesos y pagos.


Una de las razones principales de la ausencia de cobertura en una póliza se debe a la falta de análisis del contrato que se suscribe y específicamente al poco o nulo conocimiento de las exclusiones de un seguro, porque en efecto, todos los contratos de seguros tienen limitantes que le dan derecho a la compañía aseguradora a dejar sin efecto situaciones, bienes y casos que definitivamente no tendrán pago. Por lo tanto, el que una situación o bien se encuentre dentro de las exclusiones tiene una razón valida para la aseguradora, dado que hay situaciones que por ley no pueden cubrirse (embriaguez, suicidio, estafa) y otras que son casos tan catastróficos a nivel global que tampoco están permitidos asegurar (guerra, contaminación nuclear, pandemias) y por último, situaciones que por moda del mercado asegurador global acuerdan para dejar sin efecto en los contratos (terrorismo, ataque cibernético). Otro factor que anula la cobertura que una póliza de seguro pudiera amparar es la falta de seguimiento de los procedimientos establecidos en dicho contrato. Todo contrato de seguro establece tiempos (amparados en la ley), procedimientos y documentación que se debe entregar a la compañía aseguradora para su evaluación y sobre todo corroboración para confirmar que el caso que se presente fue cierto, es decir existió y se puede comprobar.


Algunas soluciones básicas para qué los seguros (en general) cubran siempre, o al menos la mayoría de mis problemas:


1. Es trillado decirlo, pero contrata los servicios de un intermediario, profesional y que tenga amplia experiencia. Esto permitirá que analicen todos los componentes y variables de los bienes a asegurar, formular la mejor receta (tipo de seguro) idóneo para cubrir dichos bienes y analizar o prever si alguna de las exclusiones establecidas en la póliza son o pudieran ser aplicables, de forma que logre negociar dentro del contrato de seguro su invalidez (para que al momento de un reclamo esta no aplique) o bien establecer procedimientos o mecanismos administrativos, operativos o de otra índole, con el cliente para evitar que dichas exclusiones se cumplan.


2. Leer el contrato de seguros y particularmente de las exclusiones y procedimientos de la póliza o contrato de seguro. Y además divulgar estas situaciones con todos los involucrados o personas relacionadas con dicha cobertura o bienes cubiertos para que eviten de todas formas posibles la ocurrencia de alguna situación que puede dejarlos descubiertos por el seguro.


3. Si se encuentra alguna condición que anule o invalide las coberturas, es importante tratar de negociar (previo a la ocurrencia de una pérdida o reclamo), ya que la mayoría de las exclusiones puede ser negociable o se puede dar algún tratamiento de cobertura mediante algún otro seguro aplicable.


4. Si, en definitiva, tenemos un bien o riesgo que NO es asegurable, entonces se deberán optar por alternativas administrativas, operativas o financieras con las que podamos resolver tener un plan de acción en caso de emergencia.


5. Aclarar las expectativas que pretende cubrir con el seguro y resolver todas las consultas y escenarios por imposibles que parezcan.






18 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page